Más Que Una Intención | La Reunión (Asfalto 83/84)

Posted on Posted in Noticias

Sábado 09.03.2019 Sala La Riviera (Madrid)

Goya pintó “La Pradera de San Isidro” reflejando el ambiente relajado y distendido de la sociedad de la época. Gente congregada en la rivera de un río, cuyo caudal nada tiene que ver con el del actual Manzanares. Era un 15 de mayo de 1788. Se celebraba fiesta del patrón San Isidro.

Aludiendo a esa misma rivera, afrancesando el término, debió acuñarse el nombre de la sala que en los últimos tiempos viene acogiendo, en la capital, a los grandes nombres del rock, nacional e internacional, que por Madrid pasan. Así, La Riviera, goza del mayor prestigio. Al igual que Asfalto ya hizo en 2017 para celebrar el 45º aniversario, se eligió este espacio para acoger un concierto especial. Treinta y cinco años hacía que, García Banegas, Guny, Oñate, Cajide y Castejón, no se subían juntos a un escenario.

Se nos anunció, hace ya meses, como un encuentro excepcional. Regalo inusual para los fans de la banda más longeva del rock patrio. Se nominó la convocatoria como “Mas Que Una Intención, el Reencuentro”. Y claro, el recinto se quedó pequeño. Hacía meses que no había forma de conseguir una entrada. Es cierto que, a los seguidores de la banda, les provocaba interés volver a escuchar en directo dos álbumes que, durante más de tres décadas, tan solo habían podido escucharlos en forma enlatada. Sobre todo, aliciente especial, el atractivo de escuchar esos temas interpretados por los mismos músicos que los grabaron originalmente. La foto de aquellos cinco músicos tocando juntos, sólo se pudo dar al final del show, ya que Enrique Cajide, que llevaba más de 25 años sin agarrar unas baquetas, no se animó a soportar un concierto de 2 horas. Fue sustituido por un músico, también de la época, que sí se encuentra en forma, José Martos (Barón Rojo, Atlas, Topo…).

Ante una sala repleta de gente entusiasmada, puntual arrancó el concierto. Pronto se pudo comprobar que, ninguno de los grandes músicos que estaban sobre la tarima, evidenciaba la más mínima discapacidad. Los temas, uno por uno, de lo que fueran aquellos dos discos míticos, del 83 y el 84, tanto el que prestaba su nombre al show como su segunda parte, “Cronophobia”, fueron sonando tal cual la gente los recordaba: sin nuevos arreglos, ni diferente tonalidad. A partir de ese momento, aquello ya no fue un concierto, más bien un ejercicio de emoción compartida. Dos horas inolvidables.

Una segunda batería vacía, al costado de la que tocaba Martos, hacía suponer que Cajide aparecería, y apareció. La fiesta ya fue total. Todos dispararon sus cámaras para retener una imagen por décadas postergada.

La gente marchó a sus casas feliz… y con la posibilidad de poder volver a repetir la experiencia, ya que se anunció que, dada la cantidad de gente que se había quedado sin poder asistir, el concierto se repetirá el próximo 27 de abril, en esa ocasión será en la sala Mon.

Quien le iba a decir a D. Francisco de Goya y Lucientes, que a la rivera de ese mismo río, 231 años después, podría haber pintado una imagen de gente igualmente feliz, no tan bucólica, pero infinitamente más expectante: la de la inmensa cola de gente ilusionada para acudir a un concierto. Pena que, ahora, le hubiera costado encontrar la perspectiva colorista que sí que encontró en aquella primavera de finales de siglo XVIII.

………………………….

Asfalto – Más que una intención (2ª fecha)

27/04/2019 Sala Mon Live! . Calle Hilarión Eslava, 36, Madrid, España.

………………………….